Favoritos Crear PDF Enviar por correo Imprimir

¿Cómo podar la flor de Pascua?

Autor:
Administrator
Fecha creación:
Viernes, 20 Noviembre 2009
Revisada:
Nunca
Hits:
16955
Calificación:
 
Califique item:
Buena - Mala
Agregado a favoritos:
0 Agregar a favoritos

Respuesta

Si hay un árbol popular en Navidad este sería el abeto. Si hay una planta popular en Navidad esta es la Flor de Pascua o «poinsetia». La Euphorbia pulcherrima, que es su nombre científico, es una planta que crece en forma arbustiva en el exterior en lugares cálidos, pero que simplemente constituye una decorativa planta de interior en climas templados y fríos.

Como todo el mundo sabe, la Flor de Pascua, que produce flores insignificantes en los extremos de sus ramas, debe su éxito a la vistosidad de sus brácteas rojas, que son blancas en algunas variedades.

Floración y coloración de la planta

La Flor de Pascua es una planta de días cortos, por lo cual la floración y la coloración de sus brácteas tienen lugar en las fechas próximas a la Navidad, en que la duración de la noche es mayor. En este momento la planta se encuentra en todo su esplendor y es cuanto tiene su mayor valor decorativo. Pero en tal estado, la planta puede durar uno o dos meses como máximo, y después va perdiendo poco a poco flores, brácteas y hojas.

Cuando la Poinsetia se encuentra en ese lamentable estado en que ha perdido la mayoría de sus hojas y sus brácteas, puede decirse que entra en un período de reposo vegetativo, durante el cual y hasta que pase el invierno hay que guardar la planta en un sitio fresco, manteniendo una mínima humedad en la maceta. Previamente se habrán eliminado por completo las cimas florales, que no tiene ningún objeto conservar.

¿Cuándo podar esta planta de jardín?

Al inicio de la primavera hay que podar la planta enérgicamente, manteniéndola en una altura máxima de 10 cm. Conviene, además, cambiarla de maceta, poniendo como sustrato una mezcla de tierra que contenga dos partes de buena tierra de jardín, una parte de turba o de humus y una parte de arena. En esta época y en esta nueva situación, proporcionándole una buena iluminación y una temperatura media del orden de los 20°, la planta emitirá nuevos vástagos. El crecimiento de estos vástagos será ya continuo, produciéndose un buen desarrollo foliar, que confiere a la planta una cierta belleza durante el verano y el otoño. Este desarrollo se favorecerá si, además de regar la maceta, procuramos aportar periódicamente una fertilización adecuada.

Si con todos estos cuidados de jardinería a lo largo del año ha conseguido que la planta acometa en buen estado una nueva Navidad, cabe esperar que nuevamente produzca flores y, lo que es más importante, brácteas coloreadas. Sin embargo, esto no ocurre siempre.

categoría

COMO SE HACE... AGROJARDIN