n w    w w w w

baner
Estas aqui:   Home FAQS COMO SE HACE... MANTENIMIENTO ¿Cómo disimulo un clavo en la madera?
large small default

Favoritos Crear PDF Enviar por correo Imprimir

¿Cómo disimulo un clavo en la madera?

Autor:
Administrator
Fecha creación:
Martes, 13 Octubre 2009
Revisada:
Nunca
Hits:
3434
Calificación:
 
Califique item:
Buena - Mala
Agregado a favoritos:
2 Agregar a favoritos

Respuesta

Si empleamos puntas sin cabeza o clavos de cabeza cónica lo habitual es introducirlos totalmente en la madera mediante un martillo botador de clavos o una clavadora. Quedará a la vista únicamente un pequeño agujero que podemos tapar fácilmente con masilla.
Esta masilla se puedes comprarla en Ferreterías La Rosa, o también puedes optar por fabricarla a base de serrín y cola de carpintero. Otra forma de hacer la masilla consiste en deshacer papel en algo de agua, si usas papel higiénico, de cocina, o de periódico será fácil, hasta que adquiera una consistencia pastosa. Si añades algo de cola para empapelar el resultado será más resistente. Evidentemente el color de esta pasta de papel no va a coincidir con el de la madera, y posiblemente el color de la mezcla a base de serrín tampoco se ajuste, así que necesitaremos utilizar un tinte. Existen tintes que simulan el color concreto de cada tipo de madera: caoba, roble, haya, etc. En Ferreterías La Rosa encontrarás tintes para dar un acabado profesional a tu trabajo. También puedes rellenar los huecos y completar con la masilla coloreada del color de nuestra madera. Tras aplicar y dejar secar la pasta posiblemente sea necesario lijar la superficie.


Otra solución en la que no se emplea pasta, y que bien hecha puede ofrecer un resultado mejor consiste en recurrir a una gubia o formón para levantar una pequeña viruta de madera en la zona en la que se va a colocar el clavo, o incluso el tornillo. No debemos a llegar a separar completamente esta viruta de la pieza de madera, deberemos dejarla como una lengüeta. Tras colocar el clavo o el tornillo, bajamos la viruta de madera y la encolamos de forma que quede en su posición original. Con algo de práctica el resultado pasará casi completamente desapercibido.


Si la madera forma parte de un mueble o de una estructura pintada no quedará más remedio que lijar la zona y volver a pintar. Incluso es posible que sea necesario decapar completamente el mueble para eliminar toda la pintura antes de volver a darle una mano.

categoría