n w    w w w w

baner
Estas aqui:   Home FAQS PISTAS ¿Cual es el clavo adecuado que debo utilizar en cada caso?
large small default

Favoritos Crear PDF Enviar por correo Imprimir

¿Cual es el clavo adecuado que debo utilizar en cada caso?

Autor:
Administrator
Fecha creación:
Martes, 10 Noviembre 2009
Revisada:
Martes, 10 Noviembre 2009
Hits:
8721
Calificación:
 
Califique item:
Buena - Mala
Agregado a favoritos:
0 Agregar a favoritos

Respuesta

Existe una extraordinaria abundancia de clavos, de distintos tipos, formas y nombres, cada cual con su propia aplicación. Presentamos los más utilizados en edificación.    

 ¿Por qué tantos clavos diferentes?  · Los clavos se fabrican en una amplia gama de largos y tipos. El vástago (la parte que se hunde en el material) se denomina "espiga" y el tope superior (generalmente redondeado) es su "cabeza".· La espiga del clavo es la que determina su capacidad de adherencia; la cabeza, su capacidad de agarre.· Los de cabeza grande agarran más firmemente, pues reparten las fuerzas en una superficie más amplia, mientras que los de cabeza pequeña se pueden introducir mejor dentro de la madera, pero son más difíciles de retirar cuando se quiere desarmar una unión.

· Se fabrican en materiales diferentes y se los somete a diversos tratamientos. Los de cobre y aluminio se utilizan donde existe necesidad de eliminar la corrosión y oxidación. Para estos mismos fines se utilizan los clavos de latón, bronce, acero inoxidable y galvanizados. 

 ¿Para qué los diferentes vástagos?  · Clavo común (o de alambre): llamado también "Punta de París", tiene una espiga lisa y recta. Se utiliza en todo tipo de construcciones, trabajos de albañilería y carpintería gruesa, terminaciones sencillas y, en general en situaciones normales que no requieran mayor adherencia.· Con muescas: las muescas horizontales o diagonales a lo largo de la espiga aumentan su adherencia.· Con textura: la espiga se somete a un tratamiento que le otorga una textura especial que aumenta la resistencia y adherencia del clavo. Hay tres tipos, para seleccionar de acuerdo al material a clavar: -Con estrías anulares: separan las fibras de la madera, las que -al frenarse en los anillos- se agarran con firmeza e impiden que el clavo se suelte fácilmente; se usan para clavar maderas blandas, contrachapados, aglomerados. Miden entre 12 y 50 mm. de largo.-Con estrías en espiral: giran a medida que se hunden en la madera; sirven para clavar maderas duras, como las de piso, revestimientos y vigas. También se usan para construcción de pallets.

-Con estrías verticales: sus estrías le sirven para cortar el material que atraviesan y aumentar su resistencia; se usan para clavar sobre albañilerías y hormigón.    

 ¿Para qué las diferentes "cabezas"?   Los tipos más usados son:· Cabeza plana: a veces lleva un entramado diagonal; aunque afirman bien, se disimulan con dificultad y tienden a rajar la madera. · Cabeza ovalada: una pequeña cabeza sirve de tope, quedando a ras de la superficie; se utiliza en clavos de terminación, para carpintería en situaciones en donde se requiere dejar las cabezas cubiertas.· Cabeza reducida: similares a los de cabeza ovalada, los clavos con cabeza reducida suelen reemplazarlos debido a que son más resistentes y a que su cabeza se embute más fácilmente.· Cabeza de copa: diseñadas para clavos para planchas de yeso-cartón; no cortan el cartón de la superficie de la plancha y produce una depresión de forma regular, fácil de disimular rellenándola con base para junturas. · Cabeza cónica: se emplean para fijación de tableros manufacturados. · Puntas: muy delgadas, su cabeza cónica, apenas insinuada, no agrieta la madera. Se usan en carpintería fina y cuando se quiere conseguir uniones casi invisibles. Especial para fijar tableros, paneles de madera terciada, puertas y ventanas, rodones, molduras y chapas.· Cabeza cortada: de formas rectas (no redondeada), se fabrican a partir de una chapa metálica (no alambre); se usan para fijación de entarimados de piso, pues sujetan firmemente y no suelen rajar la madera.

· Clavos de espigas: no tienen cabeza, sólo su espiga con 2 puntas (una a cada lado); se emplean en uniones de tope y ocultas. Se introduce una de las puntas en una de las piezas (hasta la mitad del clavo) y se clava luego la otra punta (la que quedó sobresaliendo) en la segunda pieza. 

  ¿De qué medida?  · Los clavos se denominan por su longitud y su calibre (diámetro del alambre empleado en su fabricación). Normalmente se los identifica más por su longitud que por su diámetro. Ambas medidas se expresan en pulgadas y/o en milímetros. · Para cada longitud existen clavos de diversos diámetros. Aunque hay excepciones, el diámetro suele crecer junto con su largo.· Para conseguir un máximo agarre, el largo del clavo debe ser el triple del espesor de la pieza menor que atraviesa, de manera que 2 tercios de él queden dentro de la pieza más gruesa.

· Para maderas húmedas se emplean clavos más gruesos que para maderas secas. 

  ¿Cuántos clavos comprar?  · En zonas en donde se coloquen clavos a una distancia definida (pisos, tabiques, cielos, techos...), es posible calcular en forma bastante precisa la cantidad de clavos necesaria. Para ello deberá conocer la cantidad de clavos que viene por unidad de peso, de acuerdo al tamaño requerido. Al total, agregue un 10% para no quedar corto.    

Clavos con nombres especiales:

 · Clavos terranos: para fijación de tejas asfálticas y para unir planchas de cartón alquitranado, láminas de polietileno, papel o Internit a estructuras o secciones de madera. La capa de zinc que los recubre les confiere una alta resistencia a la corrosión.· Clavos de Volcanita: para fijación de planchas de yeso-cartón a estructuras de madera. Los hay de cabeza plana y de copa.· Clavos Dúplex: para uso en andamios, encofrados de construcción, cierros de madera, construcciones temporales, escenografías. También para colgar cuadros, estantes u otros similares.· Clavo para techo con golilla tipo Neoprén: para fijación de planchas Zinc-Alum estándar y Toledanas a estructuras y construcciones de madera.· Clavo teja gravillada: especial para fijar tejas de acero gravilladas y tejas de acero en general, a entablados de madera.

· Clavos Hilti: es un sistema especial de fijación, que sirve para clavar sobre hormigón y acero; utiliza una pistola que impulsa los clavos mediante cartuchos y fulminantes. Trabaja de una manera parecida a un fusil, sin fuentes de energía externas.

 Grapas: Un grupo especial de fijación lo constituyen las grapas (o grampas). Se usan especialmente en muelles de tapicería, para unir tablas a un bastidor o para construcción de cercos de mallas; también para fijación de alambres y cables. Las hay redondeadas y cuadradas; aisladas y sin aislar. Algunas son compatibles con engrapadoras y un tipo especial, con forma ondulada, se utiliza en cajones de embalaje y para unir las palmetas del parquet al mortero de base. 

Fuente: http://www.sodimac.com

categoría