n w    w w w w

baner
Estas aqui:   Home FAQS COMO SE HACE... CARPINTERIA ¿Cómo cuidar el cepillo de madera?
large small default

Favoritos Crear PDF Enviar por correo Imprimir

¿Cómo cuidar el cepillo de madera?

Autor:
Administrator
Fecha creación:
Miércoles, 21 Octubre 2009
Revisada:
Miércoles, 21 Octubre 2009
Hits:
6146
Calificación:
 
Califique item:
Buena - Mala
Agregado a favoritos:
0 Agregar a favoritos

Respuesta

Para conseguir los mejores resultados con el menor esfuerzo es necesario conservar las herramientas de corte. Uno de los principales problemas que surgen con este tipo de herramientas viene dado por los golpes o deformidades en el filo. A veces la causa de las deformidades viene dada por emplear la herramienta para un uso para el que no está destinada. La primera lección es clara y es general para todas las herramientas: No se debe usar la herramienta a otro cometido distinto para el que fue concebida.

Vayamos al caso particular del cepillo y del uso que se le da: Cepillar consiste en quitar finas virutas de la superficie de madera para disminuir su espesor, eliminar pequeñas astillas o alisarla.

Es recomendable preservar los cepillos, como todas las herramientas, de la humedad, para evitar que se deteriore la madera o el metal en el que están confeccionados. Lo mejor para ello es guardarlas en lugar seco y aplicar a la superficie algo de sebo o manteca (en este caso lugo hay que pasar el cepillo al utilizarlo por un tablón inservible para eliminar los restos orgánicos. También es aconsejable utilizar geles o piedras absorbentes de la humedad, o simplemente guardar la herramienta cubierta de una buena capa de serrín u otro material que absorba la humedad y no la trasmita a la herramienta.

Si se realiza el cambio de cuchillas, hay que hacerlo con cuidado y guardando la cuchilla retirada en un lugar seguro. El afilado de las mismas se hará con herramienta eficaz y asegurando las manos y otras partes del cuerpo con protecciones. El filo debe quedar paralelo al plano del cepillo.

Finalmente se hará el reglaje de las cuchillas, que se hará en dos pasos: 

1. Se coloca la cuchilla, luego la contracuchilla y al final la cuña. La contracuchilla se habrá colocado unos dos mm por encima de la cuchilla. 

2. Hay que golpear ligeramente la parte superior de la cuchilla, para que sobresalga la misma ligeramente del durmiente y pueda realizar su tarea de forma más efectiva. Hay que tener en cuenta que la cuchilla debe ir paralela al durmiente. Para conseguirlo hay que golpear con un mazo sobre la parte superior de la cabeza de la cuchilla. En el caso de un cepillo metálico, se afloja un poco el prensador y se mueve la cuchilla con la mano.

categoría